Fecha de nacimiento

El estudio de la fecha de nacimiento constituiría, por sí solo, el tema para una obra. Ese todo, formado por el día, el mes y el año de nacimiento, contiene muchas indicaciones relativas al destino. Ya que en el marco de este libro no podemos desarrollar detalladamente el conjunto de estos elementos, abordaremos los elementos esenciales, aquellos que permiten precisar el análisis obtenido a partir del nombre, solamente. El día de nacimiento es muy importante ya que, aunque parezca raro, lo hemos elegido, consciente o inconscientemente. Llegamos a la Tierra un día X y fuimos bañados, desde nuestro primer llanto, por las vibraciones universales de esa fecha de nacimiento. Si usted adhiere a cierto determinismo, pensará que ha elegido esa fecha a fin de vivir las repercusiones. En el caso contrario, le parecerá creíble o incluso lógico que, nacido en las vibraciones universales de una fecha determinada, se encuentre embebido, impregnado por ellas, y que hayan ejercido sobre usted un papel formativo, desde el primer llanto. Esta fecha de nacimiento, que se relaciona directamente con la simbología de los nueve primeros números, está comprendida entre 1, para aquellos nacidos en los días 1, y 31, para quienes nacieron el 31 de cualquiera de los meses. Incluye indicaciones muy preciadas sobre su temperamento, como así también sobre los elementos de su destino. Resulta útil tenerlo en cuenta ya que uno pasa toda su vida activa, productiva, bajo la influencia de su fecha de nacimiento. Más precisamente, esta influencia comienza a operar, según los sujetos, a los 28 años de edad, aproximadamente, e influye hasta alrededor de los 57 años.

¡Descubra ya el impacto de su fecha de nacimiento sobre su destino!